Desde la sección sindical de CGT Amazon Getafe queremos poner de manifiesto, en estos tiempos difíciles de alarma sanitaria, la opinión en cuanto a la gestión que nuestra empresa está llevando respecto a dicho tema.

La diferencia en cuanto a la gestión de la situación es evidente, sobre todo por dos puntos en concreto, el primero sería el exceso de volumen ya que la venta en comercio on-line ha subido un 25% en este tiempo. A lo que se suma la gran cantidad de bajas que tenemos en la actualidad en nuestro centro, que asciende a la cifra de 50 trabajadores con baja médica (7 positivos en covid19 confirmados). También otro gran numero acogido a las medidas de adaptación propuestas por la empresa, como días de vacaciones o permiso no retribuido (las medidas propuestas por el gobierno no se informan, como la posibilidad de solicitar baja por cuarentena o infección de covid-19 y la asimilación a efectos de accidente laboral), se está causando un gran desajuste y a causa de ello se imposibilita el cumplimiento de las medidas pertinentes de seguridad. Para intentar solucionar esta situación de la forma más coherente decidimos solicitar la reducción de volumen solo a artículos de primera necesidad, ya que en nuestro centro en concreto el 90% de los artículos que distribuimos no lo son, pero esa opción ni se contempla en el seno de la empresa. Por supuesto tampoco valoran el cierre preventivo del centro con la desinfección correspondiente.

Como segundo punto está latente la falta de los equipos de protección individual, ya sean guantes, mascarillas o incluso chaquetas impermeables que hay que compartir con otros compañeros, que se retrasan más de lo necesario. Su argumento en este punto es la falta de material debido a no encontrar proveedores de estos materiales a lo que se une la forma de solicitarlos, ya que se apunta que los pedidos se realizan de forma centralizada lo cual dificulta la gestión y que dicho material tarde en llegar mucho más de lo que debería y en dicho tema vamos a exponer una reflexión muy corta y fácil de entender. Cuando se trata de hacer llegar el paquete al cliente se hace uso de su llamada “obsesión por el cliente”, haciendo llegar su artículo a casa a la mayor brevedad posible, pero si se trata de material necesario para la protección de sus trabajadores no existe la rápida gestión del pedido y su lema de la seguridad es lo primero.

A nivel prevención (a falta de EIPs), la empresa no puede llevar a cabo muchas más medidas de las ya implementadas y consideramos que aun así es insuficiente en ciertos puestos de trabajo. Inspección de trabajo requirió un informe de las medidas llevadas a cabo en nuestro centro a la directiva del mismo. Tras la revisión de dicho informe por inspección de trabajo le pareció suficiente con lo redactado por parte de la empresa y consideró que no era necesario acudir a revisar las instalaciones de nuestro centro.

A la falta de comprensión y empatía en cuanto a la protección de sus trabajadores y familiares también se une una clara falta de solidaridad con la situación crítica que sufre nuestro sistema sanitario. A pesar de la gran red logística de distribución que podría ayudar al reparto de material sanitario, a proveer exclusivamente artículos de primera necesidad a la población e incluso soporte y apoyo económico a los distintos centros médicos, hospitales o cualquier tipo de lugar adaptado para el tratamiento de pacientes con el virus, esta descomunal empresa está aportando muy poco o nada a la sociedad.

No entendemos muy bien como por parte de las autoridades competentes creen que debe seguir en funcionamiento al completo la venta on-line, cuando no tod