Somos 10 trabajadoras/es en plantilla. Estamos a punto de perder nuestro trabajo sin que nadie nos haya comunicado nada. Un trabajo en el que algunas llevamos 13 años.

El 27 de febrero, la empresa por la que estamos contratadas, Servimil, pasaba un comunicado en el que anunciaba su renuncia a la contrata con Carrefour por quiebra. Según el Convenio Colectivo de limpieza de edificios y locales de la Comunidad de Madrid, la plantilla ha de ser subrogada por la nueva contrata que asumiera el servicio, pero Carrefour ha decidido internalizarlo.

El pasado 14 de marzo pidió, por WhatsApp a toda la plantilla, voluntarias/os para cubrir la limpieza. Y el director del centro ya ha dicho que no va a subrogarnos y que, si no cubre el servicio con personal voluntario, hará nuevas contrataciones, pero no seremos nosotras/os.

Ni Servimil ni Carrefour se hacen responsables de la situación, nadie nos ha comunicado nada y, probablemente, no recibamos ni la carta de despido, simplemente se nos impedirá la entrada al centro de trabajo y nos impedirán hacer lo que llevamos tantos años haciendo, sin que nadie nos dé alguna explicación.

Pero, vamos a luchar contra esta injusticia y ESTAMOS EN HUELGA INDEFINIDA PARA LUCHAR POR NUESTROS DERECHOS LABORALES

Comité de Huelga de Servimil-Leganés