El requerimiento da un plazo de tres meses para tomar las medidas preventivas, salvo que exista un cambio de centro de trabajo y este se ejecute en el plazo de 9 meses.

Con fecha de 14 de noviembre de 2017, Inspección de Trabajo y Seguridad Social, tras denuncia realizada por CGT, ha levantado un requerimiento al INSS por el CAISS de Getafe.

El Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) de Getafe ubicado en Av. Ángeles, 57 -en los bajos del centro de salud de Juan de la Cierva- es un local que no reúne las condiciones mínimas en cuanto a espacio y seguridad para dar para dar servicio al número de trabajadores y de usuarios que lo utilizan a diario (este CAISS atiende a una población de más de 450.000 personas de los municipios de Getafe, Parla, Pinto, Valdemoro y San Martín de la Vega). En abril de este año se hizo una campaña para denunciar públicamente su estado.

En citado requerimiento viene a dar la razón en todo lo denunciado por CGT:

  • El local presente evidentes problemas de espacio para una plantilla actual de 20 trabajadores (ha llegado a haber 26), que unidos a un volumen excesivo de ocupación, generan problemas que afectan o puedan afectar a la salud de los trabajadores…”
  • “En la sala donde se ubican los puestos de atención, puede advertirse cuanto sigue: grandes sacos de basura con papel destruido en las proximidades de los puestos, situados en zona de paso entre las mesas; cajas con papel higiénico, cajas con papel de oficina. Todo ello responde a la insuficiencia del almacén…”
  • “Inadecuación del local a la normativa de protección frente a incendios,…” “a estas deficiencias debemos añadir:
  • Extintores con obstáculos delante por falta de espacio, cuando no en el suelo: cajas, sillas y otros objetos delante de los mismos
  • BIE (boca de incendio equipada), que no se encuentra conectada, por lo que está inoperativa.”
  • “Condiciones ambientales inadecuadas, fundamentalmente en lo relativo a las concentraciones de CO2 en el aire…”

Ahora la Dirección del INSS tiene tres meses para solucionar todas las cuestiones señaladas en este requerimiento, especialmente todo lo relacionado con la calidad del aire y la concentración de CO2 que está causando problemas de salud en la plantilla. Pero la solución definitiva pasa por el cierre de este centro y la apertura de un nuevo CAISS que reúna las condiciones necesarias en salud laboral para la plantilla que allí presta servicio y para poder prestar un servicio público digno para la población que atiende. Tal como señala el requerimiento sólo en el caso de que se produzca este cambio en 9 meses estaría el INSS exento de a bordar las reformas necesarias en el actual.