Los sindicatos que firmamos este manifiesto hacemos un llamamiento a todas las mujeres, bollos y trans del sur de Madrid a que secunden y apoyen la huelga feminista del 8M convocada por la Comisión 8M del Movimiento Feminista Estatal.

Porque nosotras somos las pobres, las precarias, las migrantes, las trabajadoras del sexo, las paradas, las desahuciadas. A las que la crisis golpea con más fuerza porque a nuestras casas llegó antes que a los barrios más pudientes. Somos las invisibles y las marginadas, a las que no les dan voz porque nuestra opinión parece que no importa. Pero también somos las más guerreras, nuestra forma de vida es una lucha constante: para llegar a fin de mes con nuestros trabajos precarios a veces sin ni siquiera contrato, con nuestros hijos porque la conciliación familiar es algo con los que los políticos se llenan la boca pero que nosotras no hemos llegado a ver, en casa, con ese reparto de tareas en el que nosotras trabajamos fuera y también dentro de casa. Luchamos por quien amamos, para intentar normalizar una situación en nuestros barrios que para nosotras es totalmente normal, porque solo estamos amando a una persona, sin importar su género.

Llamamos a la huelga a nuestras vecinas, nuestras hermanas, madres y amigas porque el eslogan de la huelga, ‘SIN NOSOTRAS SE PARA EL MUNDO’, en el sur de Madrid está más presente que nunca, nosotras somos las que limpiamos sus casas, cuidamos de sus hijos e hijas y de sus mayores, las que trabajamos en sus empresas y las que les servimos el café de la mañana, sin nosotras las y los de arriba no son nadie.

Dicen que el feminismo está de moda, pero no el nuestro, el nuestro sigue siendo incómodo y combativo, no utilizamos buenas palabras para expresar nuestra rabia y frustración cuando sufrimos las injusticias diarias por nuestro género, tendencia sexual o clase social. Somos las que estamos en las puertas de las empresas megáfono y bandera en mano reclamando nuestros derechos y exigiendo mejoras laborales, las que paramos los desahucios haciendo piña contra la policía, las que están en las manifestaciones por una sanidad pública y de calidad a la que no la llegan los fondos públicos porque los políticos los reparten entre sus amigotes, las que pelean por una buena educación para sus hijos e hijas, las que estamos en las protestas estudiantiles.

Os llamamos a todas a la huelga porque nos están matando. Nos mata quien dice amarnos, nos mata quien recorta la inversión en violencia de género, nos mata quien recorta en educación. Nos mata quien en vez de dar una noticia y llegar a la raíz del problema, se detiene en detalles morbosos y escabrosos. Nos matan, nos cuestionan quienes se supone que están para hacer justicia, jueces y policías.

Llamamos a la huelga también a nuestros vecinos, hermanos, padres y compañeros, a aquellos que comparten nuestra lucha diaria, para que ese día están a nuestro lado, apoyando. Porque la discriminación por cuestión de género es algo que nos atañe a todas y todos.

Las y los anarcosindicalistas luchamos por una sociedad en la que cualquier forma de autoridad sea abolida. Queremos que todas las personas, independientemente de nuestro sexo, podamos vivir, desarrollarnos y relacionarnos en pie de igualdad y de libertad. Por eso exigimos:

  • Equiparación salarial: La brecha salarial alcanza niveles vergonzosos y se concreta en la menor retribución de las mujeres por trabajos equivalentes, infravaloración de categorías tradicionalmente femeninas o diferencias salariales entre sectores feminizados y masculinizados.
  • Acceso igualitario al empleo, la promoción y la formación.
  • Fin de la precarización del empleo de las mujeres: los contratos temporales, parciales con jornadas extenuantes fuera de contrato o los trabajos por horas sin cotización o sin contrato son una epidemia en las condiciones de trabajo de las mujeres.
  • Reconocimiento del trabajo de cuidados realizado en su gran mayoría por mujeres sin remuneración.
  • Medidas efectivas contra el acoso sexual hacia las mujeres en el ámbito laboral.
  • La implantación obligatoria de planes igualdad en todas las empresas.

Necesitamos que todo cambie para poder hablar de igualdad y por eso el 8M saldremos juntas a la calles. Súmate a la huelga general de mujeres del 8M “PORQUE SIN NOSOTRAS SE PARA EL MUNDO”.