Nuestra compañera Natacha Sánchez, delegada por CGT en Carrefour Leganés, ha sido sancionada con 601€ en aplicación de la Ley Mordaza, por su participación en los piquetes de la huelga de limpieza de las trabajadoras de Servimil, en el mes de abril. A continuación, Carrefour le abre expediente contradictorio con una sanción de 16 días de suspensión de empleo y sueldo. Ante la represión ejercida contra nuestra compañera, CGT responde con una campaña de #16DíasDeLuchaEnCarreforur, que ha sido todo un éxito. Pero la lucha continúa.

Tras la finalización, el 21 de noviembre, de la sanción impuesta por Carrefour, acusando a nuestra compañera de haber roto una fotocopiadora, haber estrellado un carro de pan contra el horno, haber insultado al director del centro y al mando intermedio responsable de la sección de panadería en la que trabaja, queremos agradecer a todos los colectivos y compañeras de trabajo que nos habéis mostrado vuestra solidaridad.

Han sido 16 días de lucha en Carrefour que, gracias a vosotras, hemos mostrado nuestra mayor repugnancia a las mentiras de la patronal, con concentraciones en las puertas de dos centros de trabajo, reparto de octavillas y haciendo visible la represión sindical que la multinacional ejerce sobre las trabajadoras que no tenemos miedo a defender nuestros derechos colectivos, arrebatados por quienes ejercen el poder en la empresa.

Así mismo, os agradecemos vuestra colaboración con la caja de resistencia para paliar el daño económico que la multinacional pretendía ejercer. Solidaridad que servirá para afrontar la sanción de la empresa y la de la Ley Mordaza, que por su puesto ambas hemos recurrido. En breve haremos público las cifras definitivas y como aplicaremos los excedentes, en caso de que consigamos que los tribunales retiren las sanciones, como así esperamos.

En la multinacional de sobra saben que, no somos sobornables, que no tenemos miedo, que no nos van a callar de manera alguna y que vamos a seguir defendiendo nuestros derechos. Carrefour ahora sabe que no nos amedrentan y que nuestra solidaridad es más fuerte que su represión.

Además, otras dos compañeras han sido sancionadas por representar a CGT en otros dos centros de trabajo de Carrefour en Madrid. Y no quepa la menor duda que daremos respuesta, no solo por la vía judicial, puesto que esta es la vía más cómoda para la patronal, ya que no hace visible el conflicto, sino que responderemos con acción sindical, que es más visible, que sabemos que les molesta, que es la herramienta legítima de la clase trabajadora para defendernos ante los atropellos que Carrefour ejerce sobre nosotras.

Así, CGT ha podido ganar con mayoría simple las elecciones sindicales en Carrefour de Alcalá de Henares, recientemente. Y esto nos hace imparables y nos da la fuerza y la alegría suficiente para seguir luchando. Un orgullo formar parte de un sindicato de clase y combativo como lo es CGT.

Leganés 26 de Noviembre de 2018.

Sección Sindical de CGT en Carrefour Leganés.