Si nos tocan a una, nos tocan a todas.

Desde el Comité de Empresa de Intress-Madrid estamos denunciando la precariedad de la Red de Violencia de Género de La Comunidad de Madrid.

Año tras año, hemos sido testigo del desmantelamiento de los recursos de atención específica para mujeres maltratadas y sus hijos/as. En el año 2013 “la gestión de dichos centros la ganaba la entidad que realizase el mayor recorte económico” Ante dicha situación, los servicios han sobrevivido en condiciones precarias realizando las trabajadoras numerosos esfuerzos para mantener la calidad de los mismos.

En los pliegos de condiciones publicados por la Administración Autonómica en diciembre de 2017, hemos observado que dichos recursos vuelven a ser licitados con carencias que imposibilitan ofrecer un servicio adecuado a las mujeres atendidas, llegando entre otras cosas a recortar las jornadas de muchas compañeras, siendo imposible ejercer nuestra profesión con la calidad necesaria. Con estos pliegos observamos que continúan con su modelo de subasta, otorgando el 70% de los puntos a la entidad que haga la oferta económica más barata.

Asimismo, durante el 2017, El Gobierno de Cristina Cifuentes ha dejado sin gastar el 30% del presupuesto destinado a la lucha contra la violencia machista. Estamos cansadas del postureo sistemático de los/as agentes políticos a los que se les llena la boca con su compromiso con la lucha, se hacen fotos con el lazo morado, pero a la hora de invertir, nos encontramos con recursos y condiciones laborales muy precarias.

Desde la Comunidad de Madrid, no comparten nuestra visión. En reunión mantenida con la administración competente, nos alegan “que tienen una red muy amplia de atención que es un modelo a nivel nacional e internacional” sin reconocer que el problema reside en que esa red no está dotada con el personal y presupuesto necesario para poder atender las demandas de las mujeres y menores atendidas.

Nos acusan de estar aprovechándonos e instrumentalizando a las mujeres víctimas de violencia machista, pero no vamos a caer en su juego, sabemos que con nuestra lucha damos voz a las que no la tienen, porque no estamos dispuestas a que las víctimas no reciban la atención que merecen porque desde la Administración prioricen la bajada económica en detrimento de un buen proyecto de intervención que las ayude.

Somos trabajadoras que nos exigen titulaciones técnicas, años de experiencia y formación específica en violencia para poder trabajar en nuestros servicios. En cambio nuestros salarios apenas llegan a “mileuristas”.

No nos vamos a callar, vamos alzar la voz en todos los espacios que podamos para denunciar la precariedad en la que nos encontramos, exigiendo el cambio de criterio usado desde la Comunidad de Madrid para otorgar los servicios, para que la mayor parte de la puntuación para ganar la gestión del servicio sea para el proyecto técnico sin potenciar la rebaja económica.

Por todo ello nos manifestaremos el 25 de enero de 2018 a las 17.00h en la Puerta del Sol, frente a la Comunidad de Madrid.

Allí nos reuniremos con los distintos movimientos que apoyan nuestras reivindicaciones. Pedimos el máximo apoyo de nuestros/as compañeros/as, para demostrar que no nos vamos a conformar con sus migajas y que haremos todo lo que esté en nuestra mano para acabar con la violencia machista y la precariedad a la que nos arrastran sus políticas.

#CifuentesPrecariedadEsViolencia
#CifuenteSubastaRedMujer

Comité Intress-Madrid